Posts Destacados 

Pilotos de fracking o pilotos de país?


Hace ya cinco años que se expidió la regulación para exploración de recursos no convencionales después de un proceso que incluyó talleres internacionales, visitas a áreas de operación en Canadá y Estados Unidos y múltiples reuniones con reguladores internacionales. Desde ese entonces el país ha venido teniendo un proceso de reflexión interesante marcado por la palabra precaución donde la Contraloría General de la República ha jugado un papel activo al igual que sectores de gobierno, industria y múltiples organizaciones ambientalistas.


Recientemente el Ministerio de Minas y Energía convocó una comisión de expertos de reconocida trayectoria e independencia que analizó el tema en todas sus dimensiones y compiló un documento serio y bien fundamentado que además indicó el camino a seguir: los proyectos piloto integrales de investigación PPII. El documento es equilibrado y hace aportes constructivos, dos propiedades que habían estado ausentes del debate polarizado y polarizador que venía caracterizando esta conversación.


En últimas, avanzar con la implementación de los PPII parece ser una vía que todos los sectores (incluyendo el Consejo de Estado según fallo de septiembre de 2019) parecen ver viable. La clave del asunto es que la comisión de expertos estableció una serie de requisitos indispensables para otorgar vía libre, en su visión, a la implementación de estos proyectos piloto y los enunció de manera explícita en el numeral 14.1 (pag 109) de su informe, el cual me permito transcribir:



Condiciones previas-Etapa 1

El propósito de esta etapa es atender las condiciones que hoy causan la carencia de la licencia social para el uso del fracking y construir confianza con las comunidades sobre los términos y condiciones de la ejecución de los PPII. Esto significa avanzar en los siguientes aspectos:


Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Durante esta etapa previa a la ejecución del PPII se debe avanzar institucionalmente para cumplir de manera satisfactoria la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Esto significa divulgar toda la información relacionada con la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos, iniciando por aquella información asociada con la zona de influencia donde se piensa avanzar con los PPII. Esto incluye la información sobre la adjudicación de bloques para exploración, el trámite y condiciones de las licencias ambientales, los expedientes de su seguimiento, la publicación de todo el conocimiento y las carencias de información asociadas con ecosistemas, hidrogeología y sismicidad, entre otros temas relacionados. Específicamente, se requiere total acceso a la información sísmica y de las primeras capas de importancia hidrogeológica, así como a los registros geofísicos de pozo, tales como tomografías o perfiles geoeléctricos (i.e. GR, SP, Resistivos, SW). Es importante que los registros del Sistema EPIS puedan ser usados libre y gratuitamente por parte de las entidades del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.


Necesidades de capacidad institucional. En esta etapa se deben identificar las necesidades de desarrollo de capacidades institucionales para hacer seguimiento técnico y normativo al PPII, en particular, y, en general, al FHPH.


Necesidades de capacitación técnica y organizativa. Se deben identificar las necesidades de formación y capacitación de las comunidades locales y regionales para la participación frecuente y consciente de las mismas en la ejecución y seguimiento de las actividades del PPII.


Tecnología de mínimo impacto. Una tarea inicial esencial, en la cual se debe contar con la participación de las universidades y sus centros de investigación, y que debe ser liderada por entidades estatales, en diálogo con las posibles empresas operadoras de los PPII, es la selección de la tecnología de mínimo impacto para el PPII. Esta selección debe estar acompañada de procesos claros de debate y divulgación con diversos grupos de interés y comunidades locales.


Participación y veeduría ciudadana. En este punto se debe acordar cuáles serán los mecanismos de participación y veeduría ciudadana en el PPII.


Normatividad ambiental y social. Durante esta etapa previa es indispensable adelantar los ajustes regulatorios necesarios para asegurar el uso de tecnologías de mínimo impacto sobre el medio físico y social.


Salud. Es necesario acordar, con las comunidades locales, el manejo de los riesgos de salud con pobladores cercanos al lugar del PPII para minimizar sus posibles efectos.


Definición de línea base. Para medir el impacto de las actividades relacionadas con el PPII, es necesario que en su área de influencia se levanten los aspectos relevantes de una línea base social que incluya aspectos de salud, economía y uso de recursos naturales. También se deben levantar los aspectos básicos de la línea base ambiental, que incluyan una descripción de los ecosistemas terrestres y acuáticos. En este proceso es conveniente contar con la activa participación y veeduría ciudadana. La ejecución de los PPII permitirá complementar estas líneas base, por lo que este requisito no debe retrasar el inicio de los PPII.


La invitación que me gustaría hacer al amable lector es a que haga un ejercicio de abstracción y procure releer las condiciones anteriores pensando en un tema diferente al fracking. ¿Que tál por ejemplo, agricultura a gran escala, ganadería a gran escala, ordenamiento territorial o construcción de grandes obras de infraestructura? A todos estos temas bien podría aplicarse el llamado a la precaución de la misma manera como se hace con el fracking. Nuestras debilidades institucionales y carencias de información son tan amplias que quizás es en el sector de hidrocarburos donde resultan menos dramáticas.


Es por esta razón que insospechadamente, el fracking podría ser la excusa perfecta para superar una buena lista de falencias de índole nacional. Si se cumplen los 8 subtítulos de la primera fase de implementación de los PPII seremos un nuevo país. Uno que habla con transparencia, uno con instituciones fuertes y bien capacitadas, un país donde prima la ciencia eficiente y bien comunicada. Un país con línea base y monitoreo. Una tierra donde todos cabemos y construimos desde el disenso. ¿Le parece poquito?


Los PPII son en realidad unos pilotos de país. ¿Será que podemos hacerlos realidad y aplicar esta misma experiencia a tantos temas nacionales que necesitan ese nivel de madurez? Yo creo que nunca va a volver a existir un momento así y una disposición igual del gobierno y la industria privada para echar a andar este experimento. Las oportunidades son infinitas. Hagámoslo y hagámoslo bien.




#fracking #energia #comisióndeexpertos

Posts Recientes 

© 2016 por Jaime Checa. Creado con Wix.com